Skip to content

Agregado por lucero - 2 noviembre, 2012 - Contenido

Los procesos de coaching para el desarrollo de competencias

 

Nosotros y muchos de ustedes, insistentemente nos hemos preguntado, acerca de las mejores estrategias para desarrollar las competencias de las personas, luego de haberles evaluado y de haber identificado “las brechas” entre los niveles de desarrollo esperados y los que en la realidad poseen las personas.

Los acercamientos que en los últimos días hemos tenido con la metodología del “coaching”, nos han revelado su valor y aporte en el mencionado propósito. La comprensión que hemos hecho de la naturaleza y alcance de esta nueva forma de relación de ayuda, nos hace aseverar que por “ahí está la alternativa para el desarrollo de las competencias”, especialmente de las personales y gerenciales.

Por esta razón, nos ha parecido importante hacer una presentación de lo que es “coaching”, sus objetivos, beneficios, sus aplicaciones, sus diferencias con otras formas de ayuda profesional y su forma de funcionar.

Coaching es una relación profesional que ayuda a las personas a producir extraordinarios resultados en sus vidas, carreras, profesiones y organizaciones. A través del proceso de Coaching, los clientes profundizan en su aprendizaje, mejoran su desempeño y mejoran su calidad de vida.

El coaching estimula el proceso de aprendizaje de las personas de una forma realmente significativa. Su valor principal radica en que promueve una conciente y activa participación del “cliente” en su proceso de transformación personal. Es decir que el cambio personal es determinado desde adentro y no dictado por agentes externos.

Desafortunadamente en español no se ha encontrado un término que precise el significado que tiene la palabra en inglés, pero en una aproximación podemos entenderlo como “entrenador” o “tutor.

El coaching puede asociarse con psicoterapia o con los deportes y este sentido podemos hablar de un entrenador personal.

El proceso de coaching se desarrolla en una interacción entre un profesional formado para actuar como “coach” y un cliente denominado “coachee”. Se realiza mediante sesiones con cierta periodicidad, semanal o quincenal y puede durar entre seis a doce meses, dependiendo de las necesidades del cliente.

En cada reunión, el cliente elige el foco de conversación, mientras que el coach escucha y contribuye con observaciones y con preguntas. Esta interacción crea claridad y mueve al cliente a la acción. El coaching acelera el progreso del cliente proveyendo mayor enfoque a sus acciones y más conciencia sobre sus elecciones. El coaching se concentra sobre donde están los clientes ahora, que desean conseguir y dónde quieren  estar en el futuro.

La función del coach puede resumirse en que:

·         Ayuda a las personas a establecer mejores objetivos y a descubrir las mejores formas de alcanzar esos objetivos.

·         Cuestiona a sus clientes para hacer mas de lo que ellos habrían hecho por sí mismos.

·         Enfoca a sus clientes mejor para producir más rápidamente resultados.

·         Provee las herramientas de soporte y estructura para lograr más.

Probablemente estamos pensando en cuál es la diferencia que existe entre coaching y otras formas de ayuda como la psicoterapia o la consultoría.

Pues bien, el coaching no es terapia, ya que el coaching no trabaja sobre “ideas”, ni indaga en el pasado o interviene en la comprensión del comportamiento humano. El coaching se dirige a que el cliente conozca y defina sus objetivos personales y profesionales, mientras le ayudamos a elegir opciones para conseguir en la vida lo que ellos realmente quieren. La psicoterapia está orientada a cambios profundos, ayuda a superar las defensas que obstaculizan el crecimiento personal y a reconstruir mecanismos profundos de las personas

La psicoterapia, da apoyo en las relaciones privadas, referidas a situaciones personales y no profesionales y está centrada en los aspectos profundos que trae la persona.

De otra parte, la Consultoría ayuda en la mejora de los procesos, se centra en el sistema en sí y su entorno y no se limita al conocimiento de las características personales.

El consultor es una persona experta en un área de intervención, que sugiere, cuáles son en su criterio, las mejores alternativas de actuación. El coach en cambio, no transfiere experiencia.

En cierta forma se puede decir que el coaching, es una forma de consultoría personal, ya que el coach ayuda al cliente a implementar nuevas capacidades, cambios y compromisos para asegurar que ellos realmente sucedan.

El Coaching es como una “sociedad entre coach y cliente” que ayuda a las personas a producir resultados más gratificantes en la vida profesional y personal.

Aunque el enfoque del proceso de coaching es siempre el desarrollo relacionado con el trabajo, los asuntos personales con frecuencia entran en juego. Las inquietudes acerca del equilibrio entre el trabajo y la vida, los sueños, miedos e inseguridades, la influencia continua de experiencias pasadas, intereses profundamente arraigados –todos estos factores pueden tener un impacto sobre el desempeño de un individuo en el trabajo.

La relación del coaching es lo suficientemente sofisticada y flexible como para manejar los dilemas entre la vida personal y profesional y ayudar a los individuos a crecer en un contexto seguro y completamente confidencial.

APLICACIONES DEL COACHING

El coaching se aplica a mejorar resultados de las personas en relación con su familia, su jefe, sus colaboradores, el manejo del tiempo, de las  finanzas, con la gestión de los conflictos, con la motivación, con las metas, con el liderazgo, con el deporte, entre otros.

METODOLOGÍA

El coaching se hace conversando ya sea cara a cara, telefónicamente o mediante videoconferencias. Generalmente el coach formula una serie de preguntas para direccionar el pensamiento del cliente y facilitarle la toma de conciencia sobre sus objetivos y amplificar sus opciones de actuación. Otras funciones que cumple el coach, son las de promover la acción, suministrar feed back y conducir al cliente a que se haga responsable de sus propias decisiones.

Para hacer una aplicación más cercana al mundo empresarial se habla del coaching ejecutivo, y se le entiende como un proceso de desarrollo, dirigido a la adquisición o mejora de habilidades instrumentales que aumentan el impacto positivo en el propio directivo, en su equipo o en la organización en general.

INFORMACIÓN DE BASE

A pesar de que un proceso de coaching se puede adelantar en forma libre y espontánea, en las organizaciones en las que se han realizado evaluaciones sistemáticas de competencias, éstas se pueden convertir en un insumo de información para los proceso de coaching.

La información sobre las competencias que deben tener los empleados, las que creen ellos que tienen y las percepciones de los demás sobre estas, se le debe devolver al interesado en sesiones en las que se enfrenta a sí mismo, carente de cualquier mito o apariencia.

Posterior a las sesiones de retroalimentación, que pueden ser realizadas por el coach, empieza la intervención propiamente dicha.

 

LA INTERVENCIÓN DEL COACHING

Generalmente los planes de desarrollo que elaboran los empleados, en el momento de la retroalimentación del estado de sus competencias, tienen poco impacto en la acción y en el logro de cambios reales. Es entonces, cuando resulta oportuna la intervención de un  coach.

Sin embargo, la decisión de elegir un coach como  apoyo para el proceso de desarrollo gerencial, debe tener origen en una decisión voluntaria del interesado.

El proceso será llevado con total confidencialidad y estará aislado de cualquier influencia que desde la cultura empresarial pueda sesgar o interferir en la relación profesional.

El coachee deberá estar dispuesto a entender el coaching, como una relación muy especial en la que se conversa de una forma muy especial y tanto él como el coach deberán comprometerse con un resultado extraordinario. Es decir con un resultado que probablemente, antes se intentó pero no se consiguió. Ello hace que también en esta relación surjan alternativas nuevas o diferentes que quizás nunca se hayan intentado.

Deberá además establecerse un compromiso con el proceso de coaching El coachee se compromete con un resultado extraordinario, con la honestidad de lo que ocurre y con su disposición hacia el logro y a su vez, el compromiso del coach con los resultados del coachee son más grandes que los del mismo coachee.

 

VENTAJAS DEL COACHING EJECUTIVO

Cuando el coaching se aplica al desarrollo gerencial las ventajas que se obtienen son:

·         Consecución de un sistema objetivo e independiente para cambiar actitudes o para mejorar habilidades gerenciales

·         Aumento de la autoestima

·         Mejora en la comunicación con los colaboradores

·         Mejora el clima y la productividad del equipo

·         Equilibrio entre la vida laboral y personal del directivo

 

LA ELECCIÓN DE UN COACH

El coaching es una disciplina seria que requiere no solo de estudio sino de una manera congruente de vivir. En la elección del coach influye la confianza que se tenga en él, ya que un coach trabaja con lo más valioso de las personas, que son sus aspiraciones; por lo tanto es necesario confirmar quien es la persona que nos asistirá en el camnio de nuestros logros.

BENEFICIOS PARA LA EMPRESA

Las siguientes son las mejoras registradas por el estudio de la consultora internacional Lee Hecht Harrison tras un programa de coaching ejecutivo

Productividad 53%

Calidad 48%

Fuerza Organizacional 48%

Servicio al Cliente 39%

Reducción de quejas de los clientes 34%

Retención de ejecutivos 32%

Reducción de costos 23%

Beneficios para los Ejecutivos:

Relaciones con colaboradores 77%

Relaciones con jefaturas 71%

Trabajo en equipo 67%

Trabajo con pares 63%

Satisfacción Laboral 61%

Reducción de conflictos 52%

Compromiso con la organización 44%

Relación con clientes 37 %

CONCLUSIÓN

Existen suficientes evidencias de que los procesos de coaching, constituyen la mejor estrategia para el aprendizaje que produce verdaderos procesos de transformación personal. Existe la posibilidad de que los gerentes incorporen en sus habilidades este tipo de metodologías para potencializar su liderazgo y su equipo de trabajo, pero de igual forma, se reconoce el aporte de la profesión del coach como facilitador de los procesos de crecimiento personal y profesional.

 En Celis gestores ofrecemos talleres, conferencias acerca de éste y otros temas que ayudan a potencializar el talento humano en las empresas.

Compartir este post

Compartir este mensajes a través de las redes sociales.

Comentarios

Cuéntanos lo que piensas.

No hay comentarios en esta entrada.

Agregar un comentario

Rellene el formulario y envíelo.